“Me fascinaban los músculos de Goku”

Glitch, la nueva exposición del Centro de las Artes de Sevilla (Torneo, 18), va precisamente de eso: de nostalgia, héroes, arte y videojuegos, recogiendo las obras de más de una veintena de artistas locales, nacionales e internacionales.

Alejandro Rojas, curador de la muestra junto a los miembros de la Galería Roja, Lola Zehínos y David Rodríguez, apunta que Glitch trata de “recoger el vínculo más emocional del mundo de los videojuegos. Su ecosistema está muy asumido por los artistas y resulta muy influyente en el cine, el cómic o la publicidad. Son medios que se han apropiado del lenguaje del videojuego y viceversa. Queríamos reflejar cómo el artista ha incorporado en su obra a sus héroes particulares y su experiencia vital de la infancia y la pubertad”.


Haciendo gala de su juventud, Little (Pablo J. Rodríguez), da rienda suelta a su nostalgia ‘gamer’ y se deja llevar por iconos ochenteros y noventeros como Goku o Doraemon. “A través de objetos y merchandising he reflejado personajes propios de la iconografía pop que me han acompañado desde que era pequeño”. Gorras, mochilas con parches de marcas de consolas de videojuegos, un patinete de Tekken (un juego de lucha que se popularizó a finales de los 90) pueblan la ilustración en blanco y negro de Little.

A sus 26 años, reconoce que jugar a Resident Evil, cuyos zombis ha preferido dejar al margen de su obra, le provocaba pesadillas y recuerda Bola de Dragón con “fascinación. Me llamaban la atención la iconografía, la estética y los efectos especiales. Me fascinaban los músculos de Goku”. El personaje nipón era protagonista de la serie animada de televisión de la que se han hecho versiones para prácticamente todas las consolas, empezando por la Nintendo (NES) de los 80 a la Playstation actual, y pasando por la Game Boy, la Mega Drive o la Wii.


http://www.eldiario.es/andalucia/Superheroes-bits-papel-invaden-Sevilla_0_524948519.html

You may also like

Leave a comment